Los cuatro sellos del budismo

12 y 13 de noviembre

Los Cuatro Sellos del budismo son también conocidos como las «cuatro llaves de la Enseñanza de Buda», vinculadas con las Cuatro Nobles Verdades, que son el origen de toda la enseñanza budista:  la realidad del sufrimiento, la comprensión de su origen, la posibilidad de acabar con él y el camino para hacerlo.

Es muy importante, en nuestro tiempo, emprender un adecuado entrenamiento de la mente que nos permita serenarla, y para ello, no nos basamos en la fe, sino en la meditación analítica que nos proporciona una visión más clara y una imagen más nítida de la realidad, condición imprescindible de cara a la auténtica transformación mental. En este sentido hablamos de los Cuatro Sellos o axiomas budistas según los cuales:

Todos los fenómenos condicionados son impermanentes: todo lo que es fabricado o compuesto surge debido a causas y condiciones. Por lo tanto, es impermanente, es decir, cambia momento a momento. Todas las cosas que estoy tratando de lograr son transitorias y cambiantes. Pensar de esta manera nos ayuda muy rápidamente a ver que es inútil aferrarse a alguna de estas cosas.
Todos los fenómenos contaminados son dukkha (insatisfactorios por naturaleza, sufrimiento):  esta «contaminación» se refiere fundamentalmente a las emociones aflictivas o negativas y a las huellas o predisposiciones que dejan. Buda dijo: “Comprende el sufrimiento”. Esa es la primera noble verdad. Muchos de nosotros confundimos dolor con placer – el placer que tenemos en este momento es en realidad la causa misma del dolor que tendremos más tarde o más temprano. Otra manera budista de explicar esto es decir que cuando un gran dolor se vuelve menor, lo llamamos placer. Eso es a lo que llamamos felicidad.
Todos los fenómenos están vacíos y carecen de identidad , de un «yo»: todas las personas y fenómenos, todo lo que existe, sea permanente o impermanente, existe de manera dependiente. Está vacío de tener un “yo” independiente. Aquí, “yo” significa existencia inherente, existencia verdadera, existir por sus propios medios. Todo está vacío de esa forma imposible de existencia.
Y, por último, el nirvana es la paz: el nirvana es la cesación de todo dukkha (sufrimiento) y sus causas. El nirvana es la tercera Verdad Noble, la cual es la cesación de las primeras dos Verdades Nobles: la verdad de dukkha y la verdad del origen de dukkha. Si estamos buscando la verdadera paz y felicidad, vamos a aspirar al nirvana. La paz es cuando la satisfacción, la bondad y el conocimiento empiezan a formar parte habitual de nuestro estar en el mundo, nos asentamos en la paz. Y a partir de ahí, peldaño a peldaño, seguimos avanzando hacia la completa realización, que trasciende la diferencia entre paz y sufrimiento.

Impartido por  Muy Venerable Lama Geshe Tsering Palden y Muy Venerable Lama Geshe Ngawang Losel.

¿Cuándo se imparte?

Del 12 al 13 de noviembre.

Horario:

Sábado 11.00h a 14.00h y 16.30h a 18.30h.
Domingo 11.00h a 14.00h.

Reservar

Para más información o para reservar contacta con 661 560 284 (David) (WhatsApp o Telegram).

Aportación

La aportación para los dos días de sábado y domingo son  55€. 

Información

Ven a conocernos, todos sois bienvenidos!

De lunes a viernes, mañanas de 10.30h a las 13.30h y tardes de 17.00h a 19.00h

C/ Emperadriu Eugenia. 1C – Palma de Mallorca